Verano, el mejor momento para purgar los radiadores

Desde esta firma de reparación de calderas en Pinto y calentadores a gas queremos proporcionarte un consejo muy importante que hará que la vida de tu caldera y radiadores sea más larga. Con el purgado del sistema podrás mejorar su rendimiento y también reducir el consumo de energía.

Purgado, operación necesaria en calderas y radiadores

El objetivo principal es eliminar el aire que puede ir acumulándose en el interior para evitar que éste pueda entorpecer la circulación del fluido caloportador y que el calor pueda distribuirse de manera uniforme en toda la instalación.

Dependiendo de cada modelo de caldera y radiadores podemos encontrarnos dos opciones principales a la hora de purgar, los dispositivos automáticos y en los que hay que hacerlo de forma manual.

Como es lógico, con los dispositivos automáticos no debemos hacer nada dado que el propio sistema se encarga de expulsar el aire por sí mismo. En caso de la purga manual hay que seguir una serie de pasos y uno de ellos, quizá el más importante, es que la purga hay que hacerla antes de que comience la temporada de frío, sin haber puesto en marcha la calefacción.

Lo más aconsejable es comenzar a purgar los radiadores que se encuentren más próximos a la caldera. Para purgar hay que girar el purgador con una llave específica o con un destornillador plano (depende de cada modelo) y abrir para que salga todo el aire hasta que salga agua. Después solo habrá que cerrar de nuevo la llave.

Una vez hecho en todos los radiadores, tan solo hay que comprobar la presión, que debe estar entre 1 y 1,5 bares. En algunos modelos el proceso no es tan fácil, por lo que lo mejor en estos casos es contar con una empresa de mantenimiento y reparación de productos a gas en Madrid que se encargue de realizar este proceso.