Tipos y ventajas de las calderas de gas

Hoy en día, contar con una caldera a gas es toda una ventaja para cualquier hogar que cuente con este dispositivo. Además, gracias a que existen buenos talleres de reparación de calderas en Pinto, tendremos un buen mantenimiento y atención técnica en caso de que lo necesitemos.

Tipos de calderas a gas

Hay cuatro tipos de calderas a gas principalmente, una de ellas son las calderas a gas de bajo NOx, las cuales tienen un diseño estanco y emiten menos óxido de nitrógeno o NOx.

Por otro lado, nos encontramos con las calderas de gas estancas, en las que su cámara de combustión está sellada, impidiendo que consuma el aire del hogar. Son muy seguras dado que los gases de la combustión no entran en contacto con el aire del hogar.

También tenemos las calderas de gas atmosféricas, donde la cámara de combustión está abierta y el aire requerido para la combustión es del mismo lugar en el que está la caldera. En este caso, hay que decir que contamina un poco más que el resto.

Las calderas a gas de condensación son el cuarto tipo. Son estancas y reutilizan la energía del vapor de agua de manera constante, siendo muy eficientes y también destacan por su seguridad.

Ventajas de las calderas a gas

Entre sus ventajas se encuentran su rapidez a la hora de calentar el agua, pero también el espacio que requieren y la comodidad a la hora de instalarlas. El precio también es destacable, pudiendo encontrarse alguna propuesta por menos dinero del que imaginamos.

Por otro lado, destacan por requerir de un bajo mantenimiento y porque están fabricadas para tener una larga vida operativa, lo que hace que sean una de las mejores alternativas para el hogar.