Tipos de calefacción para el hogar

El verano es un buen momento para contar con los servicios de una empresa especializada en reparación de calderas en Pinto, pero también para elegir el sistema de calefacción que nos proporcionará calor durante el invierno.

Qué tipos de calefacción hay para el hogar

Las calefacciones de gas natural son una de las alternativas más utilizadas porque son una alternativa económica y muy viable. Su mantenimiento es sencillo y su uso no conlleva un gasto importante. Además es ideal para climas fríos o templados.

Las calefacciones eléctricas son una fantástica alternativa para aquellas personas que viven en zonas en las que las temperaturas no son demasiado bajas. El hándicap de esta clase de calefacción es el elevado gasto en cuando a la factura eléctrica, pero de ella hay que decir que son seguras y no requieren instalaciones demasiado complejas.

Las calefacciones de gasóleo es más recomendable para viviendas grandes dado que requieren bastante espacio, no solo por la caldera sino para crear la chimenea y almacenar el gasóleo. A pesar de ello, es un sistema de calefacción de gran eficiencia.

Finalizamos con las bombas de calor, una alternativa estupenda para aquellas personas que no quieran gastar demasiado dinero, ni en cuanto a su instalación ni tampoco en lo relacionado con el mantenimiento y las facturas. Es la más recomendada para los hogares en los que se requiere calor en puntos específicos como puede ser el salón o la habitación principal. Además, son estupendas para el verano porque algunas de ellas cuentan con opción de aire acondicionado.