Así funciona un calentador a gas

Hoy en día, tener un calentador a gas es algo muy común y cada vez son más empresas especializadas en calentadores a gas Madrid las que los venden e instalan prácticamente a diario. Se trata de dispositivos económicos, fiables, seguros y que proporcionan un estupendo resultado frente a otras opciones.

Contar con calentador de gas permitirá tener agua caliente al instante para hacer cualquiera de las diferentes actividades que requieran el uso de agua en el hogar o en un negocio. Para que puedas conocer un poco más estos dispositivos vamos a explicarte su funcionamiento.

Cómo funciona un calentador a gas

El gas es el agente que se encarga de calentar el agua mediante un quemador encendido. Para ello es necesario que la bombona de gas esté conectada directamente con el calentador y tenga abierta la espita de seguridad.

Hoy en día muchos de los calentadores a gas cuentan con un tanque donde se almacena el agua caliente hasta que ésta sea necesario usarla. Esta clase de dispositivos funcionan por convección, haciendo que el calor suba, calentando el agua para cuando haya que usarla.

Gracias a lo que se conoce como tubo de inmersión, el agua fría asciende hasta la parte inferior del tanque donde se queda allí almacenada y posteriormente calentada por el quemador o quemadores de gas. Cuando el agua se calienta, ésta sube y se extrae por el tubo de descarga y ya sale al exterior mediante los grifos del baño y la cocina o por el conducto de la ducha y bañera.